Noticias

Las Iglesias Serranas de Repoblación, origen del cristianismo en la Sierra de Huelva

7 julio, 2018

De entre todos los restos sobre los primeros indicios del Cristianismo en la Comarca de la Sierra de Aracena, área que engloba a 29 Municipios y decenas de aldeas, las ruinas de la Ermita de San Salvador en Puerto Moral son las más atrayentes para investigadores y estudiosos. Ubicada sobre una terraza que cae al Valle de la Ribera de las Uerbas o de Huelva, la Iglesia de San Salvador se asienta sobre el espacio que debió ocupar un asentamiento de, al menos, desde época romana, los mismos muros de la Iglesia, hoy en ruinas, inserta en su muros sillares, sillarejos y tégulas de los siglos II al III d.C. 

Asimismo, hoy en paradero desconocido, en sus inmediaciones fueron hallados fragmentos de frisos con decoración de tipo visigoda, situándolo como uno de los templos más primitivos del norte de Huelva. En la actualidad, el abandono y la desidia se amoldan a sus muros y arcos con el desplome del tejado a dos aguas, todo el Conjunto Histórico avisa con venirse abajo con las ‘primeras lluvias’.

La Granada de Riotinto, en el límite de la Sierra Sur con la Cuenca Minera, conserva en el conocido paraje de la Granada Vieja un asentamiento Bajo Medieval donde abundan restos de época romana de los siglos III d.C. Próximo al Río Odiel, este asentamiento conserva la Iglesia de la Granada Vieja, una construcción que a tenor de los restos conservados debe situarse en el siglo XIV o principios del XV, con reformas del XVII al XVIII. La dificultad de acceso al Conjunto, dentro de una propiedad privada, dificulta cualquier labor de investigación y visita, ruinas de una Iglesia y poblado que protegían el llamado Camino del Odiel adentrándose en la comarca serrana.

Más conocidas son las Ermitas de Ntra. Sra. del Prado en Higuera de la Sierra, sobre una de loma que domina parte del Valle de Jarrama y Arroyo del Rey con restos del siglo XIII y las Ermitas de Ntra Sra. del Puerto y Santa Zita en Zufre, ejemplos de los procesos repobladores del sudeste de la sierra, hoy onubense.

La Ermita de Santa Zita, muy alterada a lo largo de la historia, conserva en sus interior una de las piezas visigodas más destacables de toda la provincia de Huelva, un Capitel, hoy reutilizado como Pila del Agua Bendita; del siglo VII-VIII d. C., que es uno de los restos más sobresalientes de esta época en toda la Comarca.

Sin duda, la Sierra de Aracena y Picos de Aroche conserva los mejores y más sobresalientes ejemplos de las llamadas Iglesias Serranas de Repoblación de Oeste de Andalucía, ejemplos que si no se toman las medidas oportunas se podrían perder en los próximos años, de todos depende la conservación de nuestro patrimonio común.

Texto e imágenes: Santiago González Flores

Historiador de Zufre

Comentarios (0)