Editorial

Atalaya Mining Riotinto aporta el 14% de la demanda nacional de cobre para la industria

15 junio, 2018

Riotinto es hoy una mina de cobre a cielo abierto trabajando a pleno rendimiento; es propiedad de la minera Atalaya Mining, y se encuentra en la prolífica Faja Pirítica Ibérica (desde Alcácer do Sal – Portugal -, al noroeste, a la provincia de Sevilla, al sureste), una de las mayores concentraciones de sulfuros masivos del mundo, que se ha explotado a lo largo de los últimos 5.000 años, con mayor o menor intensidad.

Tras intensos estudios y una exigente tramitación administrativa, Riotinto inició sus operaciones en 2016, desarrollando un sólido proyecto minero de 16 años (2032), para poner en valor sus 153 millones de toneladas de reservas de mineral de cobre. 

Para ello ha sido necesaria una gran inversión industrial, que hoy supera ampliamente los €200 millones y que prevé invertir en el próximo curso 80 millones adicionales. Atalaya desarrolla además una labor continua de investigación en busca de nuevos recursos que puedan ampliar su horizonte operativo.

Reapertura con 10 millones de toneladas

El Proyecto Riotinto es la reapertura de la histórica mina de Riotinto mediante la implementación de un nuevo proyecto minero que incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental propios de la minería del siglo XXI.

2017 ha sido el primer año completo en funcionamiento, alcanzando un ritmo de producción de 9.5 millones de toneladas de mineral procesado y una producción de 37.174 toneladas de Cobre y ventas por encima de los 160€ millones. Ello en cumplimiento de la estricta legislación y normativa en materia ambiental y de Seguridad y Salud, trabajando intensivamente en la reforma y modernización de las instalaciones de procesamiento e infraestructuras necesarias para la producción de cobre. 

Primero, la empresa elabora un plan de explotación en base al conocimiento profundo del yacimiento y sus recursos geológicos y reservas mineras. El objetivo principal es la optimización de la operación: en base al análisis químico de las muestras de mineral se identifican las rocas que por su riqueza en cobre (ley) podrán ser procesadas de manera rentable.  

La operación minera comienza con la voladura del área objeto de explotación. El mineral entonces se clasifica según la cantidad de metal que contiene: por debajo de una riqueza metálica determinada (ley de corte) se considerarán como estéril – depositándose en la escombrera -; y por encima de la ley de corte tienen como destino la planta para su procesado. Para esta operación se utiliza una flota de palas cargadoras y más de 40 camiones tipo volquete de gran capacidad.

El mineral que va a la planta es entonces procesado mediante un sistema de trituración, molienda y flotación para obtener el concentrado que contiene un 23% de cobre, que es el producto final.

Las antiguas instalaciones fueron acondicionadas y puestas en servicio mediante una gran inversión, incluyendo la incorporación de las últimas tecnologías de control de proceso y adquisición de nuevos equipos. A lo largo de este proceso la plantilla de la empresa se ha elevado hasta los 360 empleados actualmente. A esto hay que sumarle una media de 150 empleados de contratas que trabajan diariamente en las instalaciones. A estas cifras habría que sumar los empleos inducidos que generan la industria auxiliar y los servicios.

En el plano macro, el proyecto tiene capacidad de aportar hasta 1.300 millones de Euros al PIB de la provincia de Huelva a lo largo de sus primeros 14 años. En el contexto nacional la producción de cobre producido en Riotinto equivaldría entorno al 14% de la demanda nacional de este metal clave para la industria.

El Medio Ambiente ha sido un aspecto crucial en el desarrollo del Proyecto Riotinto: abordar su puesta en marcha con criterios actuales, siendo heredero de cientos de años de explotación minera, ha representado un gran reto técnico y un compromiso de responsabilidad histórico, que viene a encauzar la situación ambiental de partida. 

En Riotinto se demuestra que es posible compatibilizar la minería con la conservación del entorno y sus valores naturales. En un territorio determinado por su un intenso legado minero, la nueva actividad se convierte en palanca de cambio de una realidad conformada por el impacto de las operaciones históricas.  

Su plata fue sustento del Imperio Romano

Riotinto es una de las minas más emblemáticas del mundo. Su riqueza en plata fue en su día sustento del Imperio Romano; con una producción no alcanzada hasta finales del siglo XIX, con The Rio Tinto Company Limited. Desde entonces hasta nuestros días ha sido un motor de riqueza para nuestra región. El reinicio de labores mineras se realiza en una zona intensamente explotada en el pasado desde tiempos remotos y que ocupa en su conjunto una superficie de 1.321 hectáreas. Para entender el planteamiento ambiental para la mina de Riotinto es importante explicar su situación pre-operacional.

El futuro

Las previsiones de Atalaya indican que la producción en el año 2018 va a superar a la obtenida en el pasado. Esto tiene relación directa con la posible ampliación de su capacidad productiva hasta los 15 millones de toneladas de mineral, con la instalación de equipos más eficientes. Para llevar a cabo dicha mejora de su capacidad, la Compañía tiene previsto un plan de inversiones por encima de los 80€ millones. 

El concepto es mejorar la eficiencia de su proceso productivo con la incorporación de equipamiento de última generación. Con esta finalidad, se van a instalar nuevos equipos, de mayor capacidad y menores requerimientos en términos de consumo energético, mantenimiento y costes. Entre estos equipos, destaca la construcción de una nueva sección de trituración, la instalación de un nuevo molino tipo SAG, que será de los más grandes de Europa, así como de nuevas celdas de flotación de gran capacidad, además de otras infraestructuras. 

Este proyecto de actualización tecnológica está en línea con los planes de la compañía productora de cobre, que mantiene su estrategia de crecimiento sostenido en el sector de la minería metálica, con intereses en proyectos en España, en base a la excelencia técnica y la experiencia operativa de su equipo humano.

+Info: atalayamining.com

 

Comentarios (0)